transmediterranea - acciona
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterGoogle+0Pin on Pinterest0Email to someone

Tortillas-camarones-gastronomia-Cadiz-Andalucia-Mariontxa-Shutterstock

 

Pocas tradiciones culinarias están tan arraigadas al mar como la que podemos encontrar en Cádiz. Sus raíces y su despensa llevan siglos alimentándose de la magia de unas costas sin parangón, por algo es la única provincia de España bañada por dos mares diferentes, el Atlántico y el Mediterráneo; no es casual, por tanto, que el sabor marinero sea el auténtico protagonista de unas mesas a las que se acude a compartir, a disfrutar.

 

Y es que salir de tapas por Cádiz siempre acaba resultando una experiencia sublime; no sólo por la inmejorable combinación de tabernas centenarias con nuevos restaurantes de diseño, sino porque sabemos que nos esperan productos y sabores de primera calidad. ¿Quién puede resistirse a unas famosas tortillitas de camarones recién hechas (imagen principal)? ¿Y a una ración de cazón en adobo, bienmesabe para los entendidos? Porque, sin duda, el pescaíto frito es el rey de cada carta: boquerones, puntillitas, acedías, doradas, huevas, calamares y un sinfín de opciones para todos los gustos. Las freidurías son santo y seña de la ciudad.

 

Mención especial merece el atún rojo y la pesca de almadraba, una técnica que ya usaban los fenicios hace más de dos mil años en la región. Su calidad y su sabor son incomparables; tanto, que es éste el atún que utilizan los mejores chefs de Japón. Marinado en un tataki, a la plancha, excelentes mojamas en salazón, en un tartar o, siguiendo la tradición gaditana, también encebollao. Visitar Cádiz y no probar su atún representa un sacrilegio de dimensiones considerables.

 

¿Más recetas típicas? Por supuesto, también hay hueco para ricos guisos marineros como la célebre urta a la roteña, elaborada con tomate, pimiento y un buen vino de Jerez, las patatas con chocos o el tradicional pescado a la teja: sí, créetelo, cocinado a la brasa y servido sobre una teja; o, por qué no, para unos tomates con melva y vinagre jerezano o un aliño de caballa, donde reina el frescor. Y si estás buscando un plato que te sorprenda de verdad, atrévete a probar las ortiguillas, unas anémonas marinas de textura gelatinosa con las que sentirás que le estás dando un mordisco al mar. ¡Son exquisitas!

 

Trasmediterranea te lleva a Cádiz desde las Islas Canarias. Y ahora, sabiendo todo esto… ¿podrás resistirte a la gastronomía gaditana? 😉



Imagen | Mariontxa