Los secretos del mar

15 de septiembre de 2016

Cultura y Mar

0

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterGoogle+0Pin on Pinterest0Email to someone

Sin título

 

Como ya hemos comentado en alguna ocasión, el mar nos atrae por su belleza y la calma inigualable que puede transmitirnos, pero también por su lado desconocido que le da ese halo de misterio haciéndolo más atractivo para el hombre. Para muchos de los que trabajan en él y con él, hay ciertas normas no escritas que se deben respetar para llevar una buena travesía. Hoy os desvelamos algunas de las supersticiones marineras más curiosas ¿Las tendréis en cuenta a la hora de viajar en barco?

 

Una de las más conocidas y extendidas es la de romper una botella en el barco en el momento de su botadura. Si una mano femenina estrella una botella en la amura del buque, la parte donde está escrito su nombre, este barco tendrá suerte en todas las travesías que le esperan a lo largo de su vida. Lo creas o no, el Titanic fue uno de los pocos barcos que no cumplió con esta costumbre.

 

Dicen que una vez que subes al barco y este empieza a navegar, no debes mirar atrás al salir del puerto. Se trata de empezar tu nuevo camino con confianza y sin dudar. Otros dicen que no está bien visto silbar en la cubierta de un barco, porque se atraen tormentas, al igual que lanzar piedras al mar puede considerarse una ofensa a los océanos y desencadenar una tormenta. Y por supuesto, también es importante embarcar y desembarcar con el pie derecho, lo contrario se considera un mal presagio.

 

Otra curiosidad, ¿Conoces la expresión “es un vivalavirgen”? Es una forma de referirse a alguien despreocupado por sus responsabilidades. Pues bien, su origen está en el mundo de los marineros cuando tenían que formar en cubierta y el último que llegaba tenía que gritar “Viva la Virgen” para saber que ya estaban todos. A ese último en llegar se le consideraba alguien informal y ahí se quedó su significado.

 

Y los animales, como no podía ser de otra forma, son buenos amigos de los marineros. Los gatos son  considerados como símbolo de buen presagio al llevarlos a bordo o incluso tenerlos como mascotas mientras que los delfines que a veces acompañan a los barcos en su singladura son considerados buenos amigos y su presencia indica protección.

 

Y tú, ¿te consideras supersticioso? Seas como seas, en nuestros barcos siempre serás bienvenido a bordo.