¡Bienvenido, septiembre!

01 de septiembre de 2016

Guías viajeras

0

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterGoogle+0Pin on Pinterest0Email to someone

ok
 

Llega septiembre y con él la transición del verano al otoño pero también algunos platos típicos de estas fechas que, quien tenga la suerte de viajar a alguno de nuestros destinos este mes, podrá degustar. El pescado es uno de los tesoros que nos ofrece el mar siendo vital respetar las épocas de pesca y, por supuesto, el tamaño. Hay pescados para cada temporada del año y hay pescados que pueden consumirse en cualquier época, pero todos ellos tienen en común su composición rica en vitaminas y minerales y su carne baja en grasa.

 
Lo cierto es que es uno de las delicias que, como decimos, pueden consumirse en cualquier momento del año, pero si tienes previsto un viaje a Baleares o Andalucía, sigue leyendo y descubre dos platos de estas zonas para chuparse los dedos.

 

Uno de los pescados que puedes encontrar fácilmente este mes es el mero, un pescado semigraso con un alto aporte de vitaminas, especialmente del grupo B, y con gran presencia de minerales necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo. El mero forma parte de un plato típico balear, el Tumbet de pescado. Sus ingredientes principales son el pescado, berenjenas, pimientos y patatas y la elaboración es muy sencilla. Se fríe el pescado y las verduras y se van colocando por capas. ¿El resultado? ¡Delicioso!

 

En Mallorca también empieza en esta época la llampuga, un pescado muy codiciado en la isla que se sigue faenando de forma tradicional con embarcaciones de arte menor. La temporada va de septiembre a noviembre, con las primeras lluvias, y ofrece muchas posibilidades en la cocina: con pimientos, en cazuela con patatas o al horno con romero. En cualquier zona pesquera de la isla te la ofrecerán y descubrirás el sabor de este pescado habitual en Mallorca, Sicilia, Argelia y Malta.

 

Si tu viaje es por la zona de Andalucía, no puedes pasar sin probar el cazón en adobo, un pescado poco graso con alto aporte también de minerales y vitaminas. No tiene espinas, sino que tiene un tubo central por lo que se aprovecha casi toda la pieza. En la zona de Cádiz pero también en toda Andalucía puedes encontrarlo en las freidurías de pescado, también llamado bienmesabe. La receta es muy sencilla, hay que preparar un majado con ajo, orégano, pimentón, vinagre, sal, laurel, comino, vino blanco y agua y dejar el pescado en la mezcla durante unas horas. Después se fríe y ¡listo para comer! Por supuesto, en cada sitio tienen sus trucos en el adobo o en la harina que utilizan para freír, es cuestión de probar en varios lugares y decidir cuál es el que más te gusta. En esta época, como casi seguro que el clima te acompañará, también podrás tomarte unos espetos de sardinas en Málaga. ¡Un clásico del verano!

 

En definitiva, septiembre es un mes muy bueno para tomarte unas vacaciones con Trasmediterranea y para disfrutar de los pescados de temporada que nuestro mar nos ofrece: bonito, jurel, sardinas, palometa, pez espada… ¿Con cuál te quedas?