Share on Facebook0Tweet about this on TwitterGoogle+0Pin on Pinterest0Email to someone

fotook2

 

Y de nuevo ya tenemos aquí una de las noches más esperadas del año, la noche en que podemos pedir deseos mientras una lluvia de estrellas nos cubre. La lluvia de perseidas también es conocida como Lágrimas de San Lorenzo desde la Edad Media porque el 10 de agosto, que es el momento culmen de este fenómeno, se conmemora el día de San Lorenzo, quien murió quemado y dio lugar a la leyenda que dice que las estrellas son sus lágrimas.

 

Historias aparte, lo cierto es que la tierra cruza por estas fechas la estela del cometa Swift-Tuttle provocando que las pequeñas partículas de polvo choquen en la atmósfera y tenga lugar este fenómeno. El periodo de mayor actividad es entre el 10 y el 13 de agosto, aunque puede llegar a apreciarse en las condiciones ideales desde el 16 de julio al 24 de agosto.

 

Es un espectáculo muy esperado por muchos, tanto por expertos que buscan la mejor zona para no perder ni un detalle, como por gente que simplemente quiere ver cómo cruzan el cielo y pedir su deseo. Las estrellas fugaces siempre han estado vinculadas a algo mágico, hay quien cree que pedirles un deseo es como elevarlo a lo divino para lograr que se cumpla. Lo cierto es que quien las puede ver seguro que aprovecha para fuerte los ojos y pedir su deseo con mucha fuerza ¿Se cumplirán?

 

Según los científicos, este año va a ser uno de los de mayor actividad esperando unos 500 meteoros por hora, cuando lo habitual es un máximo de 100 por hora, y la noche de más actividad será la del jueves 11 al viernes 12 de agosto. ¿Los consejos para ver la lluvia de estrellas? Zonas altas donde no haya contaminación lumínica y el cielo esté despejado. Este año además la luna estará creciente, por lo que no evitará que podamos disfrutar de este espectáculo. Como te contábamos el año pasado, un lugar perfecto sería a bordo de nuestros barcos, ¿te animas a vivir esta noche con nosotros?

 
 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar