Share on Facebook0Tweet about this on TwitterGoogle+0Pin on Pinterest0Email to someone

Oceanos
 

“Unos océanos sanos, un planeta sano”. Este es el lema del Día Mundial de los Océanos que se celebra hoy 8 de junio para concienciarnos una vez más de la riqueza que tenemos y la importancia de cuidar nuestras aguas. La pesca ilegal, la contaminación o la destrucción del hábitat de las especies marinas son solo algunos de los males que sufren nuestros mares y océanos, y que parece que hay que seguir combatiendo desde todos los frentes.

 

¿Sabías que más de la mitad del oxígeno que respiramos se genera en los océanos y el 80% de la vida de todo el planeta habita en ellos? ¿Y que la montaña más alta se encuentra bajo el agua? El volcán Mauna Kea en Hawai tiene una altura de 10.203 metros en total, 4.213 fuera del agua. ¿Sabes que algo más del 97% del total de agua en la tierra corresponde a mares y océanos? El agua cubre más de 361 millones de kilómetros cuadrados en la tierra. ¿No son razones suficientes para cuidar nuestros océanos?

 

 En Trasmediterranea somos muy conscientes de que el agua es vida y es una de las fuentes no solo de belleza sino de alimento y bienestar más importantes del mundo, por lo que uno de nuestros objetivos es cuidarlo y respetarlo. Entre otras medidas, hemos instalado perlizadores a bordo de algunos de nuestros buques para disminuir el consumo de agua, hemos pintado parte de nuestra flota con pinturas que disminuyen el rozamiento con el agua y por tanto ahorramos energía y emisiones de CO2, y hemos firmado Convenios de Buenas Prácticas Ambientales con distintas Autoridades Portuarias para seguir invirtiendo en sostenibilidad.

 

Esto es una pequeña parte, entre todos podemos conseguir mucho más. Es muy importante que los más pequeños aprendan cómo ayudar a la conservación de nuestras aguas, no dejes nunca de explicárselo con simples y pequeños detalles como recoger los desperdicios cuando nos vamos de la playa, utilizar bolsas ecológicas para evitar que los plásticos acaben en los mares o no desechar por el desagüe productos tóxicos.

 

Pongamos nuestro granito de arena en esta lucha en la que el agua y la vida deben ganar