Share on Facebook0Tweet about this on TwitterGoogle+0Pin on Pinterest0Email to someone

^A3DBC7AD07E9E3B2A353354D19A8E15FE20E631491835F4485^pimgpsh_fullsize_distr
 
El mar está lleno de vida, nos ofrece una belleza inigualable, es nuestra vía de transporte, pero ¿qué hay de sus propiedades? ¿Sabías que el agua del mar puede ayudarte a sentirte mejor? Contiene 84 elementos vitales incluyendo vitaminas, sales minerales, oligoelementos y aminoácidos. Por algo en China se utiliza el agua de mar desde hace más de 4 mil años, gracias al emperador Fu-Shi, el padre de la medicina marina. ¿Conoces sus beneficios?

 

El agua de mar tiene una alta concentración de zinc, yodo y potasio que le ayudan a ser un potente cicatrizante. Si tienes una pequeña herida o rasguño, prueba a darte un baño y verás cómo mejora su aspecto gracias a su efecto antiséptico. También sirve en casos de eczemas o problemas en la piel como escamaciones y otras marcas. Su concentración mineral activa la curación de heridas por el proceso de ósmosis y ayuda a la hidratación de la piel.

 

En problemas reumáticos puede ayudar a calmar los dolores provocados por estas enfermedades. El yodo ayuda a relajar los músculos del cuerpo en casos de lesiones musculares. En definitiva, un baño en el mar hace que nuestro cuerpo se encuentre mejor físicamente.

 

También está indicado para personas con problemas respiratorios. Un paseo por la playa respirando el aire puro marino, ayuda a limpiar de toxinas los pulmones gracias a la concentración de sal. De hecho se comercializan productos con agua de mar para limpiar fosas nasales y ayudar a descongestionar las vías respiratorias en catarros.

 

Que pasear por la playa o viajar en barco es sinónimo de relajación y de liberación de mente no es una casualidad. Otro de los beneficios del mar es que ayuda en casos de ansiedad y estrés, gracias al magnesio, litio y bromo, que relajan el cuerpo e inducen a la calma. Estos elementos junto con la luz solar, hacen que un paseo por la playa sea uno de los mejores remedios para liberarse del estrés. Y si además mientras paseas, lo haces por la orilla del mar, notarás tus pies más suaves gracias a su efecto exfoliante. ¿Qué más se puede pedir? Por todo esto y por muchas cosas más, en Trasmediterranea llevamos casi cien años cuidando el mar como se merece.