Share on Facebook0Tweet about this on TwitterGoogle+0Pin on Pinterest0Email to someone

shutterstock_342655283_ok2

 

Con la llegada del buen tiempo apetece más hacer deporte al aire libre y ahora que correr está tan de moda, queremos proponerte algunas ideas para practicar running mientras disfrutas de la belleza del paisaje. Es fácil, cómodo y apto para todos los públicos, ¿te animas a moverte con nosotros? ¡Vamos allá!

 

Si tu destino es Andalucía, no dejes de visitar Correr en Andalucía donde podrás ver las próximas carreras en esta comunidad, como por ejemplo, la III Media Maratón Ciudad de Vélez-Málaga que se celebrará el próximo 1 de mayo. ¿Se os ocurre un plan mejor para empezar bien un domingo? Si tu viaje es desde Oran, Ghazaouet, Nador o Melilla hacia Almería, no podemos pasar sin recomendarte hacer alguna de las rutas que se ofrecen en Cabo de Gata, como la del Sendero los Escullos- San José o el Sendero Retamar- Cabo de Gata, al borde del mar. Eso sí, protección solar, gorra y agua son imprescindibles.

 

En Ceuta, te proponemos hacer la ruta hasta Benzú, unos 14 kilómetros ida y vuelta. La ruta comienza en el centro de la ciudad y continúa por un paseo marítimo hasta su destino. ¿Se te ocurren unas vistas mejores para ponerse en forma? Si viajas de Málaga a Melilla, puedes poner a prueba tus piernas subiendo hasta Melilla La Vieja. Es poca distancia, pero suficiente para subir pulsaciones y disfrutar de un batido o un té al llegar a tu meta. En la zona del estrecho, cualquier playa, paseo o pequeño pueblo puede ser el escenario ideal para ponerte en forma.

 

Si eres más de Trail Running, puedes viajar desde Cádiz hasta las Islas Canarias, que con sus parques naturales son tu destino ideal. Sin ir más lejos, puedes hacer una carrera de montaña por el Parque Nacional del Teide o hacer una de las bajadas más impresionantes de Gran Canaria por el Parque Natural de Tamadaba. Estas rutas exigen más esfuerzo físico, pero siempre puedes hacerlas caminando.

 

Puedes entrar en nuestra web para planificar tu viaje. Y recuerda que vayas donde vayas, lo más importante es tu espíritu, unas buenas zapatillas y ¡a correr!