Share on Facebook0Tweet about this on TwitterGoogle+0Pin on Pinterest0Email to someone

^7D99F47A2A318456C5A531E7BC59897441AD8C41E5FFD156FF^pimgpsh_fullsize_distr

 

Sí, de acuerdo, lo admitimos: esa cálida sonrisa de la que hacemos gala durante todo el año, tan característica, se vuelve aún más grande y emotiva cuando llega la Navidad. ¿La razón? Porque podemos disfrutar de algunas de esas tradiciones que tanto nos gustan, como los típicos mercados navideños de nuestros #destinostrasme. Por historia y variedad, hoy elegimos Barcelona para hacer el recorrido. ¿Nos acompañas?

 

Resulta obligado comenzar nuestra ruta por la Fira de Santa Llúcia, y es que la tradición no se puede pasar por alto: este mes cumple nada menos que  su 229 cumpleaños. Este mercado de Navidad es el más antiguo de todos los que encontrarás en la ciudad condal, y se está celebrando hasta el 23 de diciembre en pleno barrio Gótico. Aquí disfrutaremos de momentos únicos como los pasacalles o el famoso Tió, el célebre tronco que llena del regalos los bolsillos de los niños, tras haber cuidado de él tapándolo con una manta para que no pase frío y dándole de comer hasta la víspera de Navidad, cuando “caga el Tió” todo tipo de sorpresas. También encontrarás preciosas artesanías y dulces típicos de estas fechas, ¡tienes casi trescientos puestos diferentes donde elegir!

 

La Fira de Nadal de la Sagrada Familia tiene lugar hasta está teniendo mismo 23 de diciembre alrededor del mítico templo de Gaudí. El marco es inmejorable, al igual que el mágico ambiente que puedes vivir allí, por ello es una de nuestras favoritas: miles de artesanías (párate a admirar los siempre divertidos caganers, que al parecer vienen del Barroco y su movimiento cultural y artístico que se caracterizaba por un realismo exagerado), figuras para decorar el portal de Belén y puestos de comida que seguro te abrirán el apetito. Dicho y hecho: es el momento de saborear unas riquísimas castañas asadas.

 

Antes de que finalicen estos dos mercados de Navidad, la Fira de Reis de la Gran Vía mostrará todo su esplendor desde el 18 de diciembre hasta el 6 denero. Es un sitio ideal para disfrutar de una agradable tarde en familia, pues sus luces, sus casi doscientas paradas y la variedad de artículos navideños que ofrece la convierten en parada obligada de la capital durante estas fiestas. No encontrarás un plan mejor para la víspera de Reyes, antes o después de la cabalgata. ¿Una recomendación? Anímate a probar los típicos churros rellenos o acompañados de un chocolate caliente, todo un símbolo de este mercado de Navidad.

 

Ya ves, planes no te van a faltar si viajas a Barcelona en uno de nuestros barcos: artesanías, gastronomía y un ambiente de primera, muy especial para vivirlo en familia. ¡Te esperamos!