Share on Facebook0Tweet about this on TwitterGoogle+0Pin on Pinterest0Email to someone

MENORCA

 Menorca y la primavera, ¿acaso no suena a título de novela perfecta? La historia bien podría arrancar cómodamente a bordo de un barco de Trasmediterranea, mientras se aproxima al puerto natural más grande de todo el Mediterráneo y el segundo del mundo después del de Pearl Habour: el de Mahón. A partir del momento del desembarque, en vuestras manos queda darle forma a un relato viajero lleno de capítulos felices y todo tipo de satisfactorias experiencias. ¿Os animáis a ser los protagonistas? ¿Sí? Pues antes de comenzar a construir vuestra propia historia, preguntaos por un momento qué sabéis realmente de Menorca.

 

¿Sabéis, por ejemplo, que el mayor atractivo de la más oriental de las Baleares es su entorno? Menorca es sumergirse en playas increíbles.. Menorca es tranquilidad… Menorca son pueblos con magia. Es un mundo slow que vale la pena descubrir y una aventura a ritmo pausado que vale la pena vivir. Es nadar en aguas cristalinas que parecen piscinas y celebrarlo con una sabrosa caldereta de langosta, seguida de un buen queso mahonés a los postres. Y todo esto, bajo la luz propia de la primavera, que no es un sol cualquiera. En definitiva, Menorca es un paraíso natural irresistible. Dicho esto, sigamos con el relato.

 

La trama continúa en Mahón, capital de la isla, con su atractivo y singular aire colonial, consecuencia de los años de dominación británica. Aunque también podría desarrollarse en cualquier rincón de Ciutadella, con su bello casco histórico monumento histórico- artístico nacional. O en Alaior, población que, al emerger majestuosa sobre un montículo, conforma una estampa bellísima. O en Fornells, antiguo pueblo de pescadores que desafía la Tramontana y que se asienta en un espectacular puerto natural… ¡y es que son tantos los interesantes pueblos que podrían servir de trasfondo a vuestro cuento!

 

¿Y cómo vais a recorrer este paraíso? Pues introduciendo un toque de turismo activo y naturaleza a la historia. ¿Sabéis que el kayak es, por ejemplo, una de las mejores y más divertidas maneras de conocer Menorca (también para los más jóvenes y sus familias)? Imaginaos paleando en cualquiera de sus más de setenta playas, uno de los motivos principales que contribuyeron a que la isla del viento (como también se la conoce) fuera declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

 

¿Sabéis que las del sur son de arena fina y de color blanquecino y las del norte de arena más gruesa y rojiza? Para comprobarlo, os proponemos iniciaros con dos rutas que os llevarán a polos opuestos del mismo edén: la excursión a la cueva de los ingleses (3,5 horas, norte de la isla), en cuyo interior podréis practicar snorkel y que os acercará a un paisaje dominado por los grandes acantilados y la de Cala’n Porter a Cales Coves (2,5 horas), un lugar emblemático y único al sur de Menorca, donde resistiros a daros un baño será misión imposible.

 

¿Y qué decir del senderismo en la isla? Os queremos invitar a que exploréis a pie Menorca y su sorprendente variedad de paisajes. ¿Acaso no habéis oído hablar del famosoCamí de Cavalls(camino de caballos) y sus 20 rutas con las que conquistar los encantos de Menorca? De todos los recorridos históricos que la pueblan, este antiguo camino militar que rodea la isla se lleva la palma. De nuevo, os sorprenderá el contraste entre la mitad norte y la mitad sur, entre un mosaico multicolor de eras geológicas y un altiplano surcado por numerosos barrancos y geológicamente mucho más joven.

 

En resumen, queremos que como protagonistas de este viaje os sumerjáis en el paisaje cultural de la isla y que descubráis la arquitectura típica de las fincas tradicionales que salpican con armonía su territorio. ¿Sabéis que en la zona de Torret, cerca de Sant Lluís, hay pequeños restaurantes en casas de pagès (labrador) que sirven excelente cocina mediterránea tradicional, como por ejemplo “Sa Parereta D’en Doro” o “Sa Pedrera d’Es Pujol“?

 

Pues hasta aquí llegamos con las notas previas que os incitarán a viajar. En Trasmediterranea, pensamos que es momento de que os subáis a bordo de uno de nuestros barcos y seáis nuestros protagonistas. ¿Os animáis? Y si todavía no habéis leído el post dedicado a la primavera en Mallorca, la hermana mayor de las islas, os recomendamos hacerlo ahora y aprovechar así la oferta del Puente de Mayo: Valencia-Mallorca desde 250€ ida y vuelta 2 personas + coche en camarote doble con desayuno incluido. Es el momento para escaparos y empezar a conocer las Islas Baleares, que tienen tanto por descubrir.

 

Firma y foto: Marita Acosta