transmediterranea - acciona
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterGoogle+0Pin on Pinterest0Email to someone

Foto_Denis Messié

 

 

Estamos en plena temporada de esquí, y con la vuelta a la rutina que supone el fin de las Navidades… ¿Qué mejor que ir un fin de semana a la nieve? Es un planazo para estas fechas ¡no lo dejes pasar!

 

En Trasmediterranea te proponemos hacer un road trip. En nuestra página web te planteamos diversos itinerarios para que elijas la estación y ruta que más te interesen. Los ferries de la compañía conectan las Islas Baleares con Barcelona, desde donde partimos con nuestro vehículo a cualquiera de las estaciones de esquí más cercanas (Astún, Candanchú, Pal y Arinsal, Port-Ainé y La Molina) y podemos así llegar de la playa a la nieve en menos de dos horas.

 

Un fin de semana de esquí no es sólo esquí. Disfrutar de las maravillosas vistas de los Pirineos haciendo deporte, salir por la noche a los pueblos de sus alrededores, disfrutar de la gastronomía local y de los diferentes paisajes… Es un viaje intenso y gratificante. Si eres de las Islas Baleares no te lo pienses, conectamos Palma, Ibiza y Menorca con Barcelona para que disfrutes de la nieve cuando y como quieras.

 

La estación más cercana al puerto de Barcelona es La Molina (Gerona), que está a tan sólo 162 kilómetros. Dispone de 53 pistas y un total de 61 kilómetros esquiables.

 

A 200 kilómetros tenemos Pal y Arinsal (Andorra). Se encuentra dentro del complejo Vallnord y por lo tanto cerca de Soldeu y Grandvalira, 205 km de pistas que lo convierten en el mayor dominio esquiable de los Pirineos. Además, está a sólo 14 km del centro termolúdico de montaña más grande de Europa (baño islandés, aquamasaje, baño sirocco, saunas de luz, hamman, vaporización o luz de Wood… todo bajo el mismo techo): Caldea, el cual merece la pena visitar, y más aún después de un duro día de esquí. Sin duda es la opción más apetecible ya que es la segunda más cercana y la que ofrece mayor oferta a los esquiadores, tanto expertos como amateurs.

 

La estación Port Ainé de Lleida tiene 24 km esquiables y casi 100 profesores, ¡ideal para comenzar tus andaduras en la nieve! Y por último tenemos las estaciones de Astún y Candanchú (Huesca), a 342 kilómetros. Cerca de Jaca, son unas de las estaciones más frecuentadas, sobre todo, por familias. Candanchú es pionera en la enseñanza de esquí, a tener en cuenta al elegir destino.

 

La oferta es innegable, ahora sólo falta decidir destino, coger dos días y ¡animarse! No hay mejor modo de cargar las pilas que gastándolas haciendo deporte y alimentándolas después con buena gastronomía y cultura. De Baleares a la nieve, ¡con Trasme sí se puede!

 

Foto | Denis Messié