Baleares más allá del verano

21 de noviembre de 2013

General

0

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterGoogle+0Pin on Pinterest0Email to someone

Foto bici formentera (1)

Las islas Baleares en otoño y en invierno son el mismo paraíso que en verano. Una escapada en diciembre a sus bosques, sus calas o a sus preciosos pueblos del interior, son una efectiva cura de reposo y una potente recarga de energía.

En la isla de Mallorca hay rincones increíbles, calas rodeadas de pinos, la zona antigua de Palma, la lonja, la catedral, ¿sabías que posee el mayor rosetón gótico original de las catedrales europeas y que se comenzó a construir en el año 1.300? No te puedes perder maravillas como el impactante Castell de Bellver, el pueblo señorial de Valldemossa, Pollença, Soller o las cuevas del Drach.

Hay miles de planes y excursiones por los acantilados, por la Sierra Norte y la de la Tramontana. O sencillamente pasear por el puerto de Andratx con el mar de fondo, que es el mejor relajante del mundo.

Ibiza es mucho más que sol y playa. Sólo en la capital esperan al visitante sus murallas árabes del siglo XV; y en la isla aguardan los pueblos de San Antonio, San Miguel, Santa Eulalia o las cuevas de Ses Fontelles, con sus antiquísimas pinturas murales.

También podemos darnos un baño de naturaleza, por algo Menorca es reserva de la Biosfera y Formentera un paraíso ideal para perderse.

Diciembre es una temporada ideal para escaparse a las Baleares. Aprovecha el puente de la Constitución y regálate unos días de descanso.